Carmen Santamaría: actricer de cuarenter

No sabemos muy bien cómo llegamos hasta ella, pero un día navegando por Instagram nos encontramos con sus vídeos. En la oficina nos pasamos un buen rato riendo y no hay semana en la que no nos enviemos links de sus últimas aventuras. Hoy entrevistamos a Carmen Santamaría, instagramer e influencer low-cost (como ella misma se define), para adentrarnos en su perfil y en la parodia que hace de esta red social. 

Pero primero de todo: ¿quién es Carmen Santamaría?

Bueno pues os cuento un poquito sobre mí, yo soy Carmen Santamaría, no tengo ni 40 años, tengo 39, pero llevo diciendo que tengo cuarenta como desde los 37, porque se me dan fatal los números y soy muy del redondeo. Cuando ya cumpla 40 pues no sé la gente yo creo que se va sorprender bastante. Soy actriz, soy actriz desde los 3 años, creo. De pequeña quería ser “cantista” que era cantante y artista y luego pues por desgracia canto fatal y lo tuve que reenfocar y hacerme actriz. Mi primer trabajo profesional fue en Telecinco en el VIP Guay con 12 años, ahí estuve un año. Entonces mis padres me dijeron que tenía que estudiar y eso hice, siempre compaginándolo con el teatro de aficionados y haciendo Arte Dramático. Al poco de licenciarme me llamaron para hacer una sustitución en el Teatro Calderón con Miriam Díaz Aroca y Bibiana Fernández y entré muy por la puerta grande en los teatros la verdad. Eternamente agradecida a mí amigo Iñigo Asiáin que me consiguió ese supertrabajazo.

La vida siguió bastante bien, estuve muchísimos años haciendo teatro profesional de la mano de Luis Álvarez. Entre medias, como hablaba bastante bien inglés me metí de recepcionista en Bovis, una empresa líder en  Project Management. A día de hoy ya te digo que sigo haciendo ambas cosas. Trabajando por las mañanas te garantizas un sueldo base, que te da más libertad para crear y elegir los trabajos que realmente te apetecen hacer.

Soy una persona  un poquillo alocada, por lo menos en forma que no en fondo, y como me divierto mucho haciendo humor, pues es verdad que payaseo bastante durante el día a día y eso hace que al final pues la gente me meta en comedia irremediablemente. Pero bueno que yo no tengo problema, que yo lo que quiero es una serie de lo que sea.

«Llegados a este momento, y al contrario que la mayoría de actores, yo lo que quiero es que me encasillen muchísimo.»

Que algún productor maravilloso vea mis talentos varios, me encasille y me tenga permanentemente trabajando en su productora de lo que sea. Mi objetivo es que me salga una serie en la que pueda estar unos años y estar tranquila.


¿ Cómo se te ocurrió convertirte en “actricer de cuarenter”?

«Actricer de cuarenter nace de la indignación profunda, pero profunda, profunda.»

Un directivo importante de televisión española me dijo que, aunque me avala la experiencia y la trayectoria, no soy una cara conocida y que ya con mi edad era difícil que alguien apostara por mí. Que lo que miraban en estos casos era que fuera alguien con muchos seguidores.  Y claro pues yo primero me cabreé y en un brunch con unas amigas en mi indignación yo les decía:

“Pues nada ahora resulta que tienes que tener muchos seguidores y muchos followers porque si no nadie te quiere, entonces yo ya no puedo ser actriz, me tendré que hacer actricer, encima como ya soy una viejuna y nadie me quiere por la edad entonces tendré que ser una actricer de cuarenter.”


Tengo muchas amigas de marketing de recursos humanos, gente que está muy metida en el mundo de las  redes sociales, y me supieron asesorar bastante. En lo que no les hice caso es en los tiempos porque ellas me pedían un periodo de reflexión y de análisis que yo no tenía porque quería ponerlo en marcha cuanto antes, entonces me lancé a hacer el primer vídeo.

Tenía claro lo que quería transmitir porque no me gusta mucho lo que veo por Instagram, la verdad. Intenté crear un personaje que desde su inocencia y su frescura rompiera un poco con esa imagen tan falsa que nos venden de vidas perfectas.


«A mí me parece que lo que hay que hacer es influenciar en preparar a la gente para la vida real.»

La vida real es que va a haber días que vas a estar genial y va a ver días que vas a estar mal, pero aun así hay que tirar adelante. Entonces yo intenté que el personaje fuera siempre muy amable, muy blanco, que nadie pudiera sentirse atacado, pero que tuviera un trasfondo grande de crítica a todos esos valores totalmente frívolos que se están promoviendo desde las redes. Bueno, no  sé si lo he logrado o no porque mucha gente me dice lo divertido que es, pero no sé si se acaba de ver que yo detrás de eso estoy haciendo una crítica bastante severa a algunas cosas. No creo que desde el rechazo nadie vaya a darse cuenta de las cosas porque la gente se pone a la defensiva, por eso he preferido hacer una crítica amable y divertida.

¿Todo eso que haces en redes sociales, te está aportando cosas positivas a nivel profesional o personal?

En realidad solo me ha traído cosas positivas, porque creo que el personaje le ha gustado a la gente. Me da un poco de vértigo y en algún momento voy a hacer un vídeo al respecto, porque hay gente que se cree que me está conociendo, que me manda mensajes de que quieren quedar a tomar algo conmigo, que quieren a una mujer como yo… (jaja) Y yo es como: “¡estás enamorado de un personaje!”, yo no soy así, ni mi vida es así. Además lo digo en muchos vídeos: no os fieis si pongo una foto en la playa que igual yo ya estoy trabajando en la oficina, que la policía ha dicho muchas veces que no pongamos donde estamos.

Al final lo peligroso es que la gente se cree esa realidad, aunque yo intento decir todo el rato que esa no soy yo, que es un personaje. Al final la gente necesita reírse, la frescura, la naturalidad y a mí me está trayendo cosas bastante bonitas. Es verdad que en algún momento me han mandado algún pene también, pero bueno yo creo que lo he toreado bien y no me parece que el personaje de como para mandar obscenidades ni hakearlo o martirizarle, ya que es un personaje bonito, es bueno. No tengo haters (casi).


¿Crees que ha influido el ruido que estás haciendo en redes sociales, para que te hayan ofrecido un papel en la obra de teatro “8 apellidos madrileños”?

Con respecto a 8 apellidos madrileños no ha tenido nada que ver con las redes, de hecho el escritor José Boto ni siquiera me tenía en redes ni sabía quién era  yo ni nada. Esto fue porque Pilar Mota, la hermana de José Mota, cuando le mandaron un casting donde necesitaban una actriz cómica con mucha capacidad de improvisación para una obra de teatro, pensó en mí. No ha tenido nada que ver con los vídeos, como mucho el regalo de 8 apellidos madrileños se lo debo a José Mota por todas las oportunidades que me ha dado y que me han hecho ser conocida internamente en el sector.  


¿Qué opina tu familia de que seas una actricer influencer?

Mi familia ahora lo lleva muy bien, pero al principio tanto mis padres como mi marido eran super reacios. Ellos me han visto hacer trabajos muy buenos, no necesariamente han sido los más visibles,  pero me han visto hacer trabajos muy buenos en tele, en teatro, me han visto currar muchísimos castings, hacer bolos imposibles,… Y cuando empecé con esto mi marido, por ejemplo, lo llevaba muy mal porque decía que no le gustaba que hiciera el tonto gratuitamente, que yo sabía hacer cosas  muchísimo más profesionales y mi familia igual. No estaban muy receptivos porque creo que ha sido una apuesta arriesgada la de crearme una imagen que la gente puede confundir con lo que soy o lo que no soy.

Desde el principio quise salir sin maquillar, tenía amigas que me decían “tía maquíllate que estás muy guapa maquillada” y yo decía “cuando esté maquillada saldré maquillada, pero no me voy a maquillar como hacen algunas influencers por la mañana solo para hacer un video ni de coña, ni pienso hacer el video cuatro veces hasta que esté perfecto”.  

«Si de pronto salgo con unos pelos mal pues ahí están y bienvenidos son. He querido potenciar estas cosas para que se normalicen.»

Obviamente yo no soy tan desastre como es actricer de cuarenter, pero si quería dejar claro que no quiero parecer ni la más guapa ni la más lista.

A mi familia eso no le gustaba, porque ellos me conocen en una faceta muchísimo más profesional. Pero bueno ahora ya sí que les mola, ya se ríen, mi marido me manda vídeos desde sus viajes haciendo parodias de mí misma…

«Queremos ver esos vídeos por favor… jaja»

De hecho mucha gente me manda vídeos haciendo de mi misma en plan: “Se está llevando mucho” o “Y para todo lo demás actricer de cuarenter”. Yo creo que ahora ya sí que ha entrado el código, la gente que lo ve le mola y es muy contagioso. De hecho el otro día mi padre salió en un video conmigo y lo ha petado. ¡Mi padre es que es un marchoso! Pero vamos, lo que decía, ahora yo creo que la gente sí que está contenta en mi entorno y les parece que la cosa ha cogido un formato respetuoso y divertido.


¿Hay alguien que te ayude con la estrategia y contenidos de tus redes sociales, o eres tú la que se encarga de todo?

En el arranque sí que tuve mucha  ayuda de Isabel Gardeta que es muy amiga mía y, además, es responsable de marketing, y sabe muchísimas cosas de comunicación internacional. Me ayudó a todo, a crear mi página oficial de Facebook, estas cosas que parecen fáciles pero que… es que yo soy actriz… De eso no sé.

Entre ella y más gente me daban muchos tips de “tienes que publicar a tal hora, el algoritmo hace esto hace aquello”, pero yo nunca lo he podido seguir porque ya lo digo que yo tenía otra vida antes de ser actricer de cuarenter e instragramerinfluencerlowcost. He ido aprendiendo con el personaje.

Es verdad que se hacer más cosas de las que digo, pero porque es lo que quiero explotar. Al final es muy fácil utilizar Instagram, hacer los boomerang, ponerte un perrito en la cabeza, no tiene mérito, no exige ninguna creatividad. Poner un vídeo de ti misma poniendo cara de un perrito artificial me parece que no aporta nada, me parece más divertido tener a una persona intentando encontrar cómo hacerse un perrito de otra manera.


Es verdad que he ido aprendiendo y hay cosas que aún no tengo ni idea. Pero no, no pienso en las horas que voy a publicar, no pongo los hashtags que debería poner porque ¿tú te crees que yo tengo tiempo con tres gatos, un niño, un marido, una casa, un trabajo, el trabajo de actriz? A mi no me da también para ahora hacerme community manager.

¡Tranquila Carmen que para eso estamos nosotros!

Quizás por eso tengo también poquitos seguidores, bueno poquitos o muchitos. Empecé con trescientos que son un poco los amigos que tienes así de redes y en 160 capítulos he llegado a los mil amiguers. Yo creo que no son muchos pero son muy cariñosos y eso debe computar segurísimo.

«Honestamente creo que la clave es llevarlo yo, porque si yo tuviera que estar atenta a hacerlo cómo me dice la gente, perdería frescura en mi camino porque sobre todo la pereza sería tan grande que tendría que dejar de hacerlo.»


¿Cuántas horas al día le dedicas a tus redes sociales?

Esto depende un poco del día. Pero lo normal es que me enganche una vez por la mañana para colgar las cosas, y luego cuando el niño ya duerme si que vuelvo un rato más. Lo que sí intento es contestar a todo el mundo, aunque sea ponerle un corazoncito. Me envían muchas cosas por Facebook ahora, flores virtuales del amor, y yo intento por lo menos poner un pulgar de “vale, te lo agradezco, que me ha llegado”. No se si sigo teniendo más amiguers si podré seguir haciéndolo, pero mi idea es que quiero que todo el mundo sepa que me lo leo, no me da tiempo a contestar pero que sí que lo leo, que lo recibo que se lo agradezco muchísimo, y que me lo sigan mandando que yo encantadísima. Así que, horas no lo sé. Mi marido te dirá que muchísimas y mis amigas que poquísimas, entonces yo creo de verdad que tipo dos horas al día

En las redes sociales la gente hace todo tipo de comentarios mamarrachers, ¿Cómo llevas las críticas y los haters?

Como os decía antes tengo pocos haters de actricer de cuarenter, tengo bastantes más haters en mi vida propia, en mi facebook personal, jaja.  Yo, Carmen Santamaría, soy una persona bastante activa en cosas que no están muy bien vistas hoy en día en España porque todavía siento que vamos un poco atrasados en muchos temas.

Soy totalmente pro-animales, estoy en contra de las fiestas con toros, yo si ponéis toros de plastilina, pues ¡viva San Fermín! si no, pues  no. Soy muy pro lactancia materna, muy pro crianza natural, soy una madre que dejó de trabajar prácticamente tres años para dedicarme a mi hijo, y eso también está muy mal visto. He sido la que ha llevado a mi hijo en silla contra marcha cuando todo el mundo creía que estaba loca, que mi hijo come brócoli desde que es un bebé, no ha comido papillas ni biberones. Como hago muchas cosas distintas a lo habitual pues ahí si que me llevo unas críticas brutales.

«Estoy muy acostumbrada a los zurriagazos, porque  soy bastante descarada y activa y lo que creo, lo creo y lo defiendo firmemente, así que estoy muy acostumbrada a las críticas.»

En mi casa además me dan bastante zapatilla y eso me viene genial porque así tengo muchos puntos de vista. Me refiero a que no soy un perfil discreto, soy una persona bastante llamativa con temas más puntiagudos, entonces que me venga alguien a decir algo en Instagram te puedes imaginar que me daría bastante risa floja.

Nómbranos algunas productoras españolas con las que te gustaría trabajar, haremos un llamamiento a través de nuestras redes, ¡a ver qué conseguimos!

Si tuviera que hacer mi carta a los reyes de con quién quiero trabajar, llevo años persiguiendo a Bambú producciones, Globo media por supuestísimo, Boomerang, Vancouver. Bueno dónde sea que vaya Álex Pina a hacer las series (ahora netflix), que hace unas series brutales…Mi sueño sería hacer un Estoy Vivo, un Vis a Vis, Las chicas del cable, una Casa de papel, este nivel de ficción me fliparía. Dicho esto, soy muy bien mandada y he hecho casi de todo y lo hago todo con mucho gusto, y con muchas ganas y con mucho interés, entonces que si los Reyes no me traen eso y me traen otra cosa pues estaré igual de contenta e igual de agradecida.

Nosotros solo podemos desear que siga colgando vídeos y contádonos más sobre este mundillo de Instagram y, por supuesto, que le salga una serie y que la encasillen muchísimo. A ver si alguna de estas super productoras nos la trae a los próximos Premios Gaudí, para darle un abrazo mamarracher en persona.
Si queréis conocer su trabajo de primera mano, no os perdáis 8 apellidos madrileños en el teatro y daros un paseo por su Instagram para poner un toque de humor al postureo que corre por las redes sociales, que buena falta nos hace. 

Valora este artículo
Summary
Carmen Santamaría: actricer de cuarenter
Article Name
Carmen Santamaría: actricer de cuarenter
Description
Carmen Santamaría a través de sus vídeos cómicos hace un crítica de todas aquellas vidas perfectas que nos intentan vender en Instagram.
Author
Publisher Name
Molismedia
Publisher Logo
Mònica Ferrer

0 Comments

Deja un comentario

¡No te pierdas una!

   

Publicidad

Síguenos

INSTAGRAM