Sunday, 18 April, 2021

La evolución tecnológica y su impacto en el póker

Prácticamente todo el mundo ha oído hablar o ha jugado alguna vez en la vida al póker. Cuando la gente piensa en este juego de cartas, tiende a pensar en una mesa rodeada de hombres ubicada en un local clandestino, con un ambiente cargado de humo de puro. La realidad es que, en estos días, el póker se juega principalmente en Internet. El póker se ha convertido en un fenómeno de masas. Un pasatiempo del que disfrutan más de 100 millones de personas en todo el mundo, según las estimaciones del World Poker Tour (WPT). Esto, sin embargo, no ha sido siempre así.

Hace tres décadas, el póker era un juego moribundo que estaba desapareciendo poco a poco de la escena de los casinos. La “vieja guardia” era la única que mantenía vivo el juego de cartas, mientras que la nueva generación de jugadores mostraba reticencia para participar en las partidas de los establecimientos de juego tradicionales. Sin embargo, Internet sacó al póker de la oscuridad de los casinos y le dio una nueva oportunidad en las plataformas de juego online. Las primeras partidas de póker online tuvieron lugar a mediados de la década de 1990, concretamente en el año 1994, cuando Todd Mummert escribió el primer código de póker online usando Internet Relay Chat (IRC), un protocolo de comunicación en tiempo real basado en texto creado por Jarkko Oikarinen. En 1998 apareció Planet Poker, la primera sala de póker online.

El póker online nació a mediados de la década de 1990 y las estrellas se alinearon rápidamente para el juego de cartas. En 2003, Chris Moneymaker, un aficionado al póker que trabajaba como contable, se clasificó al Evento Principal de las World Series of Poker (WSOP), el torneo de póker más importante del mundo, a través de un satélite online (uno de los primeros satélites online para torneos en vivo) cuya inscripción le había costado 39 dólares. Un prestigioso torneo en el que superó a 839 jugadores para ganar 2.500.000$. A raíz de la victoria, Moneymaker se convirtió en una fuente de inspiración para millones de aficionados a los naipes y las salas de póker online recibieron a una nueva generación de jugadores interesada en jugar al póker. Entre 2003 y 2004, el póker online se convirtió en una industria multimillonaria y desde entonces no ha dejado de crecer.

El póker online está en constante evolución

Uno de los aspectos más interesantes del crecimiento del póker online en los últimos es que ha abrazado las nuevas tecnologías para mejorar la experiencia de los aficionados a los naipes. Hoy en día, cualquier persona puede disfrutar de una amplia variedad de juegos de póker desde su ordenador o dispositivo móvil. El smartphone se ha convertido en el medio por excelencia para el póker online, ya que brinda a los jugadores la oportunidad de experimentar una partida ininterrumpida independientemente de su ubicación. Por este motivo, la mayoría de las salas de póker online cuentan con una aplicación para Android o iOS, especialmente tras el aumento en la penetración de los móviles en España en los últimos años.

El reciente aumento de la popularidad del póker online en todo el mundo ha logrado atraer a millones de personas, especialmente a las nuevas generaciones, ya que la media de edad de los aficionados a los naipes se sitúa entre 26 y 35 años, según los datos del ‘Perfil jugador online 2019’ publicado por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ). Si bien es difícil predecir lo que nos deparará el futuro, el póker siempre ha sido capaz de evolucionar, de la mano de las nuevas tecnologías, para satisfacer la demanda de los jugadores a lo largo de los años.

El streaming y la realidad virtual en el mundo del póker online

Atrás quedaron los años en los que la televisión apostaba por los programas de póker, que fueron clave en el éxito del juego de cartas en la década pasada. A pesar de ello, el póker se ha adaptado perfectamente a las nuevas tendencias de comunicación, convirtiéndose en un producto audiovisual de éxito en plataformas como YouTube y Twitch. Cada vez más jugadores de póker profesionales y aficionados a los naipes juegan en vivo diferentes partidas y torneos online, compartiendo sus pensamientos y análisis de cada jugada con los espectadores.

La transmisión en vivo ha llevado la acción de las mesas de juego a los hogares de los espectadores. El streaming puede allanar el camino para el siguiente paso en la evolución del póker online, que llegará de la mano de la realidad virtual (RV). Al fin y al cabo, si los desarrolladores pueden combinar la transmisión en vivo con la RV, podrían crear una experiencia de juego híbrida entre el póker online y el póker en vivo. De momento, se espera que esta tecnología, que sumerge por completo a los usuarios en un mundo virtual, comenzará a generalizarse en 2023.